YOGA

3 posturas de yoga para el insomnio y dormir bien

Dormir bien es fundamental para la salud y el bienestar general, ya que desempeña un papel crucial en numerosos aspectos de nuestra vida.

La yoga es perfecta para tener un descanso placentero
Checa estas posturas para dormir bien.La yoga es perfecta para tener un descanso placenteroCréditos: Pexels
Por
Escrito en WELLNESS el

Dormir bien es fundamental para la salud y el bienestar general, ya que desempeña un papel crucial en numerosos aspectos de nuestra vida. Sin embargo, por una u otra razón, nuestro ritmo de sueño se ve afectado y desencadena más problemas de lo que uno cree. Es por eso que te traemos algunas posturas de yoga que te ayudarán a retomar buenos hábitos a la hora de dormir. 

Aunque nosotros no lo creamos, el sueño juega un papel crucial en el fortalecimiento del sistema inmunológico. Una buena calidad de sueño ayuda al cuerpo a combatir enfermedades y a mantenerse saludable. Es importante siempre mencionarlo con un médico profesional para que te ayude a llevarlo a cabo. 

Un sueño adecuado ayuda a regular los niveles de cortisol, la hormona del estrés. La falta de sueño puede aumentar los niveles de ansiedad y estrés. Esto es algo que las posturas de yoga también ayudan a liberar, es por eso que te traemos 3 posturas que darán todo para dormir bien,.

Las posturas que necesitas practicar para descansar

La práctica de ciertas posturas de yoga puede ayudar a reducir el estrés y la tensión, favoreciendo un estado de relajación que puede ser beneficioso para combatir el insomnio y mejorar la calidad del sueño. Aquí te presento algunas posturas de yoga que puedes probar antes de ir a dormir:

Postura del Niño (Balasana)

Siéntate sobre tus talones, estira los brazos hacia adelante y baja el torso hacia el suelo. Descansa la frente en el suelo. Esta postura ayuda a calmar la mente y a estirar la espalda baja.

Pexels

Postura de las Piernas contra la Pared (Viparita Karani)

Siéntate cerca de una pared y acuéstate de espaldas, extendiendo las piernas hacia arriba a lo largo de la pared. Puedes apoyar las caderas con un cojín. Esta postura facilita la relajación y estimula la circulación sanguínea.

Pexels

Postura del Ángulo Reclinado (Supta Baddha Konasana)

Acuéstate boca arriba y junta las plantas de los pies mientras dejas que las rodillas caigan hacia los lados. Puedes colocar una almohada bajo las rodillas para mayor comodidad. Esta postura abre la cadera y relaja la parte baja del cuerpo.

Pexels

Recuerda realizar estas posturas de manera suave y consciente, prestando atención a la respiración. Combínalas con una rutina relajante antes de dormir para potenciar sus efectos. Si padeces insomnio crónico o persistente, es recomendable consultar a un profesional de la salud para obtener orientación específica. No olvides seguirnos en Facebook.