CONSEJOS DE MAMÁ

¿Cómo saber si mi bebé tiene reflujo?

Aunque el reflujo es común en los bebés y a menudo mejora con el tiempo, en algunos casos puede requerir intervención médica para controlar los síntomas y prevenir complicaciones

Cómo saber si tu bebé tiene reflujo
Así es como puedes saber si tu bebé tiene reflujo.Cómo saber si tu bebé tiene reflujoCréditos: Pexels
Escrito en MATERNIDAD el

En los bebés, es muy común que tengan reflujo, pues su sistema digestivo sigue siendo inmaduro. Sin embargo, es importante que vayas con un médico profesional para que él te diga qué hacer en caso de que presente algunos síntomas. 

El reflujo gastroesofágico mejor conocido como ERGE es una condición común en bebés y se refiere al retorno del contenido del estómago hacia el esófago. Esto ocurre cuando el músculo que se encuentra entre el esófago y el estómago, llamado esfínter esofágico inferior, no se cierra completamente o se relaja de manera inapropiada.

Los bebés con reflujo pueden experimentar regurgitación, lo que significa que devuelven la leche o los alimentos poco después de alimentarse. También pueden mostrar signos de incomodidad o irritabilidad durante o después de las comidas. Checa cuáles son los síntomas. 

Pexels

¿Cuáles son los síntomas del reflujo?

Es importante observar los siguientes signos que podrían indicar que tu bebé tiene reflujo gastroesofágico:

  • Regurgitación frecuente: Los bebés con reflujo pueden vomitar pequeñas cantidades de leche o fórmula con frecuencia, a menudo después de comer.
  • Dificultad para alimentarse: Algunos bebés pueden mostrar resistencia o irritabilidad durante las comidas, arquear la espalda o rechazar el biberón o el pecho.
  • Irritabilidad después de comer: El reflujo puede causar malestar en el bebé, lo que puede manifestarse como llanto, irritabilidad o inquietud después de alimentarse.
  • Tos o arcadas frecuentes: El contenido ácido que se regurgita puede irritar el revestimiento del esófago, lo que puede provocar tos o arcadas en el bebé.
  • Problemas de sueño: Los bebés con reflujo pueden tener dificultades para conciliar el sueño o despertarse con frecuencia debido al malestar causado por el reflujo.
Pexels

Si sospechas que tu bebé podría tener reflujo gastroesofágico, es importante hablar con el pediatra para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados. Aunque el reflujo es común en los bebés y a menudo mejora con el tiempo, en algunos casos puede requerir intervención médica para controlar los síntomas y prevenir complicaciones. El pediatra puede recomendar cambios en la alimentación, medicamentos o técnicas para ayudar a reducir el malestar causado por el reflujo en tu bebé.